Reflexión del Congreso de Cartagena



Fue un gran placer para nosotros haber tenido la oportunidad de estar con todos ustedes en persona y virtualmente durante el 53° Congreso IPA en Cartagena, Colombia.

Mucho ha sucedido en el psicoanálisis y en el mundo, desde la última vez que nos reunimos en 2019, la pandemia de COVID-19, las guerras, la agitación racial, las crecientes preocupaciones ambientales, el surgimiento de tendencias autoritarias en los gobiernos de todo el mundo, masa emigraciones, y mucho más. Hemos lidiado con las consecuencias intrapsíquicas de las crisis mundiales y nos sentimos presionados a responder no solo como psicoanalistas sino como ciudadanos. Participantes de 50 países se reunieron durante el congreso de cuatro días para explorar la mente en la línea de fuego, examinando muchos de los temas críticos que afectan nuestras mentes en relación con nuestro medio ambiente, nuestras sociedades y nuestro bienestar colectivo. 

El Comité de Programa estuvo integrado por Adrienne Harris como presidenta, Ruggero Levy de América Latina, Harvey Schwartz de América del Norte, Claudia Spadazzi de Europa y Florencia Biotti en representación de IPSO. 

Nuestro orador principal, Lord John Alderdice, habló sobre estrategias de resolución para polarizaciones de alto conflicto, incluida la importancia de comprender la perspectiva del otro y entretener ideas creativas de fuentes inesperadas.  

Tuvimos cuatro oradores principales: Jorge Bruce de América Latina, Steve Marans de América del Norte, Sverre Varvin de Europa y Jhuma Basak de la región de Asia-Pacífico.

Contamos con traducción simultánea al inglés, español, francés, alemán y portugués. Todos los asistentes han recibido un correo electrónico con información sobre cómo pueden acceder a las sesiones híbridas hasta finales de septiembre a través de nuestra plataforma de transmisión en línea. Si tiene problemas para iniciar sesión en la plataforma, envíe un correo electrónico GME@dhr-rgv.com.  

Además de las conferencias magistrales, escuchamos artículos individuales, paneles de discusión, pequeños grupos de discusión, discusiones sobre películas y reuniones individuales que proporcionaron herramientas prácticas para nuestro trabajo clínico y compromiso con el mundo. 

Nuestro programa con más de 195 sesiones abordó muchos temas, incluidos el género y la sexualidad, los puntos de vista psicoanalíticos sobre el uso de psicodélicos, la intervención en crisis en desastres naturales y provocados por el hombre, la emigración, el racismo, la pandemia, la interfaz entre la psique y la sociedad, las instituciones psicoanalíticas, etc. mucho más. 

También iniciamos una nueva actividad con 10 grupos de almuerzo-discusión para deliberar sobre temas relacionados con el tema de nuestro congreso, mientras almorzamos con colegas. 

Estar juntos ha sido fundamental para el pensamiento psicoanalítico, el trabajo clínico y el intercambio profesional de ideas. El Congreso de Cartagena nos dio la oportunidad de escuchar a nuestros colegas, amigos y mentores presentando sus nuevas ideas y hallazgos de investigación. Nos dio el espacio para entablar un diálogo científico con colegas de diferentes países y culturas. Y nos permitió encontrarnos con viejos amigos y hacer nuevos en las salas de presentación, los pasillos, durante las pausas para el café, las salas virtuales y durante las actividades sociales. 

Junto con nuestra Presidenta, Harriet Wolfe, y nuestra nueva Tesorera, Adela Escardo, me gustaría agradecer a todos aquellos que han ayudado a llevar a cabo este maravilloso congreso. Durante más de 2 años, un gran número de personas dedicadas han trabajado incansablemente para planificar este evento, en tiempos difíciles y con la incertidumbre de la viabilidad de reunirse en persona. Agradecemos a todos los que han viajado a Cartagena, muchos de los cuales han viajado miles de kilómetros para estar allí, así como a los que nos han acompañado virtualmente. ¡Gracias por compartir su conocimiento y experiencia y por hacer del 53° Congreso IPA un éxito tan grande!   

Adriana Prengler
Vicepresidente de la API